Acusan a T-Mobile USA de facturar millones en cargos fantasmas

Según la querella, la compañía cobró a sus clientes por mensajes de texto “premium” no autorizados


Washington — T-Mobile USA, Inc. cobró cantidades excesivas a sus clientes a sabiendas y ganó millones de dólares haciéndolo, denunció hoy un ente regulador federal en un pleito que seguramente empañará la reputación de la conocida marca de teléfonos celulares.

En una querella, la Comisión Federal de Comercio (FTC, en inglés) alega que la proveedora de teléfonos móviles facturó a sus clientes por suscripciones a mensajes de texto “premium” que nunca fueron autorizados por los dueños de las cuentas, como cargos de $10 mensuales por horóscopos.

La FTC alega que T-Mobile acumuló cerca de 40% de los cargos, incluso después de estar al tanto de las suscripciones eran una estafa.

“Está mal que una compañía como T-Mobile genere ingresos de estafas contra sus clientes cuando había señales de alerta claras de que los cargos eran fraudulentos”, dijo la presidenta de la FTC, Edith Ramírez. “La meta de la FTC es asegurarse que T-Mobile le devuelva el dinero a todos sus clientes por estos cargos”, añadió.

Según la FTC, T-Mobile se debió dar cuenta de que muchos de estos mensajes de texto eran estafas por la alta tasa de quejas de los consumidores.

Sin embargo, mientras el 40% de los clientes exigió un reembolso, otros no notaron los cargos.

Por su parte, el director ejecutivo de T-Mobile USA, John Legere, manifestó por escrito su rechazo a lo que se alega en la demanda y aseguró que la FTC no tiene fundamentos que sustenten la querella. 

"Hemos visto la demanda radicada hoy por la FTC y entendemos que la misma es una sin fundamentos y sin méritos.  De hecho, T-Mobile dejó de facturar por estos servicios de mensajería de texto 'premium' hace un año y lanzó un programa proactivo para proveer reembolsos a cualquier cliente que sintiera que se le facturó por algo que no solicitó. 

T-Mobile está trabajando más fuerte que cualquier otra proveedora para cambiar la forma en que la industria celular opera y estamos decepcionados de que la FTC haya escogido radicar este recurso en contra de la empresa más pro-consumidor en la industria, en lugar de a los verdaderos actores”, manifestó Legere.

Con sus oficinas centrales en Bellevue, Washington, T-Mobile USA, Inc, es una compañía cuyas acciones están en el mercado de la bolsa de valores. De acuerdo a su página web, Deutsche Telekom AG, mantiene el 67% de las acciones comunes de la compañía.    Fuente

Comentarios