domingo, 8 de junio de 2014

Niño sorprende con discurso al presidente Medina


El niño Adrián Olivo, de apenas 10 años, dejó sorprendido con su discurso al presidente Danilo Medina y al ministro de Educación Carlos Amarante Baret, durante un acto de inauguración de 12 centros educativos en la provincia Monte Plata.
Pero no solo las autoridades gubernamentales presentes quedaron sorprendidas con la alocución, también la población de Sabana Grande Boyá quedó gratamente sorprendida y emocionada.
El niño desechó previamente el discurso que le habían escrito para pronunciar frente al mandatario y en su lugar decidió improvisar unas palabras que ocasionaron una gran ovación del público, por la seguridad con que fueron pronunciadas.
Adrián Sirvan inició sus  palabras saludando al presidente Medina y al mismo agradeciendo en nombre de la comunicad, en especial del humilde barrio El Kilombo, su gratitud por la inauguración de la escuela  Severino Pérez Salazar, ubicada en el mencionado sector del municipio Sabana grande de Boyá, provincia Monte Plata.
“Este valioso regalo que demuestra que usted en educación ha acabado de hacer lo que nunca se ha hecho”, declaró el menor, causando euforia en los presentes.
El menor, cuyos padres son maestros,  dijo que no quería terminar sus palabras de agradecimiento sin antes pedirle al Presidente, que eche y una ojeada por este marginado barrio con problemas de agua potable, energía eléctrica y calles arrabalizadas.
“Necesitamos que venga usted en pos de nosotros, nosotros también queremos caminar por aceras y asfalto… bríndenos por favor esta oportunidad”, dijo el menor en medio de la algarabía del público.
Las palabras de Adrián se produjeron luego que de los discursos de Andrés Concepción, Gobernador de la provincia Monte Plata y la directora de la escuela Severino Pérez Salazar, Emelinda Canela, quienes al parecer olvidaron mencionar las necesidades de la comunidad. 
Al finalizar su disertación, Ariel fue felicitado por el mandatario, quien de inmediato le regaló una laptop.
“El presidente me dijo toma esta computadora para que te ayudes”, destacó el estudiante, cuya aspiración es ser ingeniero cuando sea adulto.
Adrián Olivo es hijo de Juan francisco Olivo Ramírez y Andreina Almonte león, ambos maestros de profesión y tiene dos hermanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario