Mandatarios del SICA, preocupados por niños migrantes

Al concluir cumbre centroamericana, Medina insta a países a trabajar por más empleos, seguridad y democracia 



Los ocho países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) expresaron ayer su preocupación por la crisis humanitaria que constituye el alto flujo de niños, niñas y adolescentes centroamericanos no acompañados que migran hacia los Estados Unidos, por lo que firmaron una “declaración especial” en la que solicitan proteger sus derechos, privilegiar la reunificación familiar, así como la búsqueda de condiciones que permitan brindar mejores oportunidades de desarrollo y bienestar a esos menores.

La petición al Gobierno estadounidense por parte de Honduras, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Belice, Costa Rica y República Dominicana, se produjo en el marco de la 43 Cumbre ordinaria de jefes de Estado y de Gobierno del SICA, que se celebró ayer en Punta Cana. Los gobernantes de esas naciones consideraron que la deportación o repatriación “no debe ser la primera acción a considerar si existen indicios de que el retorno a sus países de origen impide la reunificación familiar o pone en riesgo su seguridad y su vida”.

En el evento, el presidente Danilo Medina traspasó la presidencia Pro Témpore del organismo regional a Belice, rindió un informe detallado de los avances en la agenda de trabajo regional durante el primer semestre del año, período en el que el país condujo al SICA e instó a los países con membresía a trabajar en conjunto por más empleo, seguridad y democracia.

En el cónclave también se suscribió la “Declaración de Punta Cana”, un plan de acción común resultado de los temas discutidos durante las reuniones plenarias que tuvieron lugar durante la Cumbre y la misma resume y convierte en compromisos las principales propuestas discutidas, entre ellas, la soberanía alimentaria, el acceso al agua, el derecho a la educación, el fortalecimiento a las pequeñas y medianas empresas, la sostenibilidad del medio ambiente y la respuesta ante posibles desastres naturales.

Además fue adoptado a unanimidad el Acuerdo Único sobre Cuota de la Secretaría del General del SICA, que incrementa de 200 mil dólares a 300 mil dólares el pago anual por ser parte del bloque regional. Asimismo, acordaron nombrar a Victoria Marina de Avilés como la nueva secretaria general del SICA en sustitución de Hugo Martínez.

Previo a la firma de la declaración sobre la situación de los migrantes no acompañados hacia los Estados Unidos, los mandatarios de Guatemala, Otto Fernando Pérez; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén y de Honduras, Juan Orlando Hernández, habían pedido en las jornadas de discusiones de la Cumbre el apoyo a los demás países miembros del Sistema, por ser estas naciones las más afectadas por el fenómeno y coincidieron en abordar la situación des
de una perspectiva integral y humanitaria.

En la declaración, los Estados consideraron que para enfrentar los retos que presentan las circunstancias, especialmente a la niñez y adolescencia en materia migratoria, se requieren políticas y estrategias entre los países de origen, tránsito y destino.

Acordaron acoger la iniciativa de Honduras de realizar una Conferencia Internacional el 16 y 17 de julio próximo en la ciudad de Tegucigalpa, para abordar la crisis humanitaria y hacer un llamado a la comunidad internacional a sumarse a un esfuerzo para que de manera conjunta busquen soluciones permanentes a ese fenómeno social que afecta a la región.   Lea mas

Comentarios