Los mejores tríos de la historia de la NBA

kareemmagicworthy

El camino del éxito de una franquicia de la NBA tiene mucho de suerte, es verdad. Pero también se necesita de una estrategia fuerte y concisa para lograr el objetivo máximo: ganar las finales de junio. Para hacerlo sencillo, un equipo debería recorrer el camino más lógico: desprenderse de los grandes contratos de su plantilla, obtener una buena ubicación de draft (o varias) y recomenzar el trayecto del éxito rodeando a este jugador elegido, promesa y futuro del equipo. El problema es, tristemente, que en este presente tan físico y competitivo que atraviesa el deporte (no solo el basquetbol), se necesita más que un jugador para alcanzar la gloria. Ya no existe un Wilt Chamberlain que pueda encestar 100 puntos en un solo partido. No habrá más tampoco.

Como he dicho anteriormente, para intentar ingresar a los playoffs (postemporada), quizás con una megaestrella y un buen conjunto de jugadores alcance. Un ejemplo han sido los Minnesota Timberwolves de Kevin Garnett años atrás. Hoy serían los Mavericks de Nowitzki.

Para ser candidatos a llegar a las finales de la NBA o de conferencia, entonces, habrá que tener a dos megaestrellas y un buen plantel. Este sería el caso de los Utah Jazz de Stockton y Malone que tantos dolores de cabeza le trajeron a Jordan y Cía.. En la actualidad, podríamos incluir a Houston, con Howard y Harden o a los Clippers de Paul y Griffin. Sin embargo, en raras ocasiones lograrán llegar hasta lo más alto.

Para alcanzar la gloria, para quedar en la historia, un equipo de la NBA debe tener 3 estrellas y un plantel generoso en talento y sacrificio. Habrá casos, raras excepciones, en las que esta regla no se cumpla. Desde hace 40 años que los tríos en esta Liga han conseguido decenas de anillos, convirtiendo a sus equipos en dinastías. Los casos sobran. Con ustedes, los mejores cinco tríos que demuestras que esta tendencia parece nunca acabarse:   Fuente

Comentarios