La vulnerabilidad de la privacidad de WhatsApp



La plataforma de mensajería móvil más popular sigue planteando algunas incógnitas sobre su seguridad.

Se podría decir que WhatsApp es la aplicación de mensajería más popular en la actualidad, y no resulta descabellado pensar que su hegemonía siga aumentando, ahora que está en manos de Facebook, la red social con más usuarios. Sin embargo, la seguridad del servicio de mensajería ha sido puesta en entredicho en más de una ocasión y hay muchos puntos espinosos. También su privacidad plantea unas cuantas dudas.

WhatsApp ha superado los 500 millones de usuarios en todo el mundo (en España su penetración es superior al 80 por ciento, lo que supone que más de 23 millones de personas se han descargado esta aplicación).

Sus usuarios comparten más de 50.000 millones de mensajes, 700 millones de fotos y más de 100 millones de videos a diario, a lo que hay que sumar, desde agosto de 2013, los mensajes de voz.

A lo largo de los años se han encontrado numerosas vulnerabilidades en WhatsApp, lo que ha situado a la aplicación como “blanco perfecto para la distribución de malware y robo de datos personales”, advierten desde InnoTec System.

Las críticas por la “pésima” gestión de la seguridad se vieron incrementadas en febrero de este año tras anunciarse que Facebook compraba la compañía por 19.000 millones de dólares. En ese momento, se dispararon todas las alarmas con respecto a la pérdida de privacidad y la compartición de datos con la red social líder en el mundo.

El miedo reside en el cruce de datos de Facebook con los de los usuarios de WhatsApp en donde se puede acceder a números de teléfono y todos sus contactos, localizaciones GPS, fotografías, videos, audios, tarjetas de contacto, gustos, y preferencias. Incluso el responsable de la oficina de regulación de la privacidad en las comunicaciones en Alemania, Thilo Weichert, aconsejó a todos los usuarios de WhatsApp, al día siguiente de la compra, que buscaran alternativas más seguras de mensajería instantánea.

No existe nada que proteja tus datos

Desde sus inicios, se han ido descubriendo múltiples fallos de seguridad, empezando por la falta de cifrado de sus comunicaciones y, por tanto, el acceso a la agenda telefónica y a los mensajes de los usuarios conectados a internet. Esta situación fue subsanada, pero se ha comprobado que el cifrado es fácil de romper.     Fuente

Comentarios