Estadounidense consigue alcanzar el Caribe remando

En esta foto del 27 de junio de 2014 difundida por GC Media, Victor Mooney, neoyorquino de 48 años, reposa en la cama de un hospital en Saint-Martin. Mooney partió el 19 de febrero de Maspolamas, Gran Canaria, en un bote de remo. Realiza la travesía en

NUEVA YORK (AP) — Un remero estadounidense llegó a la isla caribeña de San Martín después de cruzar el océano Atlántico en honor de su hermano.
Una vocera de Victor Mooney, de 48 años, dijo a primera hora del sábado que el barco en el que cruzó el Atlántico fue remolcado a unas 20 millas (32 kilómetros) de la orilla mientras que Mooney subía a bordo de un velero salvavidas. Ha perdido 36 kilos (80 libras) en el viaje de 4.800 kilómetros (3.000 millas) que le llevará desde la costa africana hasta las Islas Vírgenes Británicas y le restan 2.800 kilómetros para regresar a Nueva York.

Cuando llegó, Mooney fue trasladado a un hospital para observación, dijo la portavoz Lisa Samuels en un correo electrónico. También dijo que Mooney sobrevivió al ataque de un tiburón que le perforó el barco y que continuará su camino hacia las Islas Vírgenes Británicas después de "un período de reposo necesario".

Mooney partió 19 de febrero en un bote desde Maspalomas, Gran Canaria, España. Su viaje pretende honrar a un hermano que murió de SIDA en 1983. Mooney quiere despertar conciencia en la gente para que se haga voluntariamente las pruebas del VIH.

Es el cuarto intento de Mooney de cruzar el Atlántico a remo.

Su primer intento, en 2006, fracasó cuando un bote de madera de 7,32 metros (24 pies) construido por él mismo se hundió frente a la costa africana horas después de zarpar de una playa en Senegal.

Tres años después lo intentó con un bote remos adaptado para el océano, construido por un profesional. El sistema de agua potable falló al cabo de dos semanas y tuvo que pedir auxilio.

En 2011, Mooney partió de las islas de Cabo Verde en un nuevo bote, llamado the Never Give Up (Nunca te rindas), pero aparentemente había sufrido daños y tuvo una filtración poco después de hacerse a la mar.

Escapó en un bote salvavidas y durante dos semanas anduvo a la deriva en mar abierto.  Fuente


Comentarios