sábado, 7 de junio de 2014

El espía catalán que engañó a los nazis el Día D en Normandía

A Joan Pujol García lo llamaban el mejor actor del mundo por algo: durante la Segunda Guerra Mundial, este catalán creó una red tan intricada de espías falsos que ayudó a engañar a los nazis sobre nada más y nada menos que el desembarco en Normandía: el famoso Día D.

Joan Pujol García

Esa inmensa acción militar, de la que este viernes se cumplen 70 años, fue el punto de inflexión de la guerra y contribuyó a la victoria de los aliados. Pujol García, más conocido como el agente Garbo, jugó un papel clave.

Garbo era un doble espía. Su nombre clave para los alemanes era Arabel. Era su espía estrella, un hombre que les estaba proveyendo datos de inteligencia valiosos -aunque algo tardíos- sobre los movimientos enemigos. Al final de la guerra, incluso, lo condecoraron.
En realidad Garbo era el arma secreta de los británicos, un doble agente experto en el peligroso arte del engaño.
En los meses previos al desembarco en Normandía, Garbo les envió cientos de mensajes a los alemanes informándoles que la invasión principal no sería en esas playas de Francia sino mucho más al norte, en Pas-de-Calais. Los nazis le creyeron hasta el punto que dejaron buena parte de su tropa allá incluso semanas después de que los aliados hubieran echado anclas.   Lea mas

No hay comentarios:

Publicar un comentario