viernes, 20 de junio de 2014

Cardenal dominicano: Pide Embajador EU se vaya con orgullo gay "a otra parte"



SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez fustigó ayer al embajador de Estados Unidos, James Brewster, por su recientellamado a   "todas las naciones a unirse en la defensa de los derechos de los homosexuales y lesbianas".
El máximo representante de la Iglesia Católica de la República Dominicana pidió al diplomático que “se vaya con su orgullo gay a otra parte”  y le recordó que la diplomacia en todo el mundo se utiliza para promover las relaciones entre los países, valores morales, acuerdos comerciales y cooperación recíproca.
“La diplomacia no es para ese tipo de cosas, para una propaganda absolutamente negativa”, señaló Arzobispo de Santo Domingo cuando periodistas le preguntaron sobre un video difundido por la Embajada de Estados Unidos en el cual el embajador Brewster y su “esposo” Bob Satawate, promueven la celebración en junio del denominado “mes del orgullo gay”.
“Yo estoy en contra totalmente de eso, todo el mundo lo sabe, mi posición no es de ahora, no porque haya llegado ahora este señor con este tipo de actitud”, dijo López Rodríguez.  Citó que el libro de Génesis dice que “Dios hombre y mujer lo creó” para que formen familia y pueblen la tierra.
“Que no venga nadie ahora, porque dizque estamos en el siglo 21 a decirnos que los matrimonios deben ser de hombres con hombres y mujeres con mujeres”, rechazó el Cardenal.
El Cardenal habló luego de encabezar las solemnidades de Corpus Christi, las cuales concluyeron anoche con una eucaristía en la Parroquia San Antonio, de Gazcue, la cual fue precedida por una concurrida procesión desde la Zona Colonial.
Recientemente en un video colcado en la página web de la Embajada de los Estados Uniddos, Brewster y su esposo llamaron a "todas las naciones a unirse en la defensa de los derechos de los homosexuales y lesbianas".  El Embajador dijo que se siente muy orgulloso de celebrar el "Mes del Orgullo Gay-LGBT" con los millones de personas y los gobiernos democráticos
Colaboración de Haití
Por otra parte, el arzobispo de Santo Domingo consideró que el gobierno dominicano debe exigir de su contraparte haitiano una cooperación directa, eficaz y permanente con respecto a la documentación que necesitan los ciudadanos del vecino país para regularizar su estatus migratorio en República Dominicana.
“Si los haitianos no están declarados en Haití, ni tienen actas de nacimiento, no podemos declararlos aquí”, razonó el Cardenal.
Señaló que en ningún país del mundo se legaliza a un extranjero si no tiene documentación de origen; que no sepa dónde nació, cómo se llama y que sepa cómo llegó al país que lo acoge.    Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario