martes, 20 de mayo de 2014

El insólito motín de los animales feroces que se tomaron un barco

Tome un barco. Añádale una carga de animales feroces en contenedores endebles. Póngalo a navegar en un océano tormentoso y aléjese. El autor Jeremy Clay le cuenta a la BBC una extraordinaria historia.


Motín de animales en barco

Se había retrasado tanto en llegar que la daban por perdida. Otra embarcación que el océano se había tragado en el peligroso cruce hacia América.
Pero un día de enero de 1890, cuando ya no quedaba ni la esperanza, el barco británico Margaret llegó mustio al puerto de Boston; la expresión de espanto en las caras de su capitán y la tripulación daban testimonio de lo que habían vivido.
Su historia era una mezcla singular de la del Arca de Noé y el motín del Bounty.
Para el Lloyd's Weekly Newspaper, era "el viaje más extraordinario relatado fuera del ámbito de la ficción en mucho tiempo".
Con la típica moderación británica, el capitán sencillamente dijo que había sido "una experiencia que no desearía repetir".  Lea mas

No hay comentarios:

Publicar un comentario