El dueño del avión llegó a Buenos Aires: "Estoy destruido"

El propietario de la firma de ropa Kosiuko, y su esposa Cynthia Kern, regresaron antes de sus vacaciones en Estados Unidos. 


El empresario Federico Bonomi, propietario del avión que cayó a las aguas del Río de la Plata ayer en un accidente en el que murieron cinco personas y otras cuatro están heridas, manifestó su tristeza al llegar al aeropuerto de Ezeiza este mediodía, según consigna el canal C5N. "No entendemos qué pasó", se lamentó.

Bonomi añadió que está "está quebrado y destruido" por el accidente y reiteró que el piloto de la nave, que falleció en la tragedia aérea, era "experimentado con entre 5 y 6 mil horas de vuelo". 

"Tomamos el primer avión ni bien nos enteramos. Vi todo por internet y lo seguí por teléfono desde Estados Unidos", explicó el propietario de la marca de ropa Kosiuko que volvió antes de sus vacaciones debido a lo ocurrido.

La Armada, el Cuerpo de Buzos Tácticos y Bomberos comenzaron a retirar los dos cuerpos que quedaron ayer atrapados en el fuselaje del avión que se accidentó sobre la Isla Matón en el Río de la Plata y por el que fallecieron cinco personas, informó a El País el vocero de Bomberos, Leandro Palomeque.

Si bien esta mañana estaba previsto retomar las tareas para retirar los dos cuerpos que quedaron ayer atrapados en el fuselaje, esto no pudo concretarse por la niebla. 

Gastón Jaunsolo, jefe de Relaciones Públicas de la Armada, dijo a El País que "la cabina quedó bastante aplastada por el impacto" con lo cual la maniobra consistirá primero en "remover parte del interior del fuselaje que está entorpeciendo el acceso libre hasta donde están los cuerpos" y "una vez allí comenzaremos a desarmar la cabina desde el interior para luego sacar los cuerpos".

De los nueve pasajeros que viajaban en el avión cinco fallecieron, dos fueron derivados a hospitales en Buenos Aires y los otros dos a Colonia.  Fuente

Comentarios