Condenada a muerte cuida a sus hijos con grilletes en las piernas



Al Nur al Zaki Jartum.- La joven sudanesa Mariam Ishaq, sentenciada a la horca por convertirse al cristianismo, lamenta tener que amamantar a su hija recién nacida “con unos grilletes en las piernas y encerrada en una prisión” en un suburbio al oeste de Jartum.

En una entrevista telefónica con Efe, el esposo de Ishaq, Daniel Wani, aseguró además que ésta recibió “con alegría” a su nuevo bebé, aunque lamenta las condiciones en las que vino al mundo.

Wani, de origen sursudanés pero de nacionalidad estadounidense, celebró haber podido ver a su hija que nació el pasado miércoles entre las rejas de la prisión de mujeres de Omdurman, y expresó su confianza en poder seguir visitándola la próxima semana.

Las autoridades penitenciarias le otorgaron un permiso para que pueda visitar a su esposa dos veces por semana y con una duración de veinte minutos cada encuentro.

Aclaró que tanto su esposa como la recién nacida “se encuentran en buen estado de salud y con la moral alta”, a pesar de las circunstancias de su detención. Anunció que habían decidido llamar a su hija “Maya”, a la que describió como una “hermosa pequeña”, y recordó que la recién nacida comparte celda también con su hermano Martin, de 20 meses.   Lea mas

Comentarios