Los Monty Python tenían razón, se puede morir de risa

En el legendario Monty Python’s Flying Circus las audaces mentes de Eric Idle, Graham Chapman y compañía idearon un sketch en el que un chiste era tan divertido que era capaz de matar literalmente de risa a todo aquel que lo leyera. Su eficacia era tal que, después de traducirlo al alemán, terminó convirtiéndose en un arma de guerra. Los soldados británicos arrojaban papeles con el chiste a las filas nazis consiguiendo que batallones enteros cayeran fulminados.


La literatura y el cine nos han dejado otras muestras de este extraño fenómeno en películas como La Princesa Prometida o La pequeña tienda de los horrores. E incluso algunas crónicas históricas cuentan sucesos realmente sorprendentes como la muerte del pintor griego Zeuxis que no pudo contener la risa cuando una anciana le pidió que realizara una obra de la diosa Afrodita tomándola a ella como modelo.
En la realidad, esta curiosa forma de morir tiene un sonoro nombre: Hilaridad fatal, y aunque suene estrambótico en los archivos científicos se encuentran numerosos decesos e incidentes graves provocados por las carcajadas de quienes "las padecieron".

lea mas: http://es-us.noticias.yahoo.com/blogs/ciencia-curiosa/los-monty-python-ten%C3%ADan-raz%C3%B3n--se-puede-morir-de-risa-175823584.html

Comentarios