La lucha del cabello afro en los espacios laborales

TENDENCIA INCURSIONA EN EL MUNDO DE LA BELLEZA FEMENINA
  • Cabello afro. Nuestra herencia africana no debe ser desvalorizada ni considerada antiestética.
Gisela Paredes
Santo Domingo
Loance Nuñez duró 11 meses con el pelo recogido en un moño porque su empleador se negaba a que llevara el pelo rizo tras un acuerdo que terminaría cuando uno de los dos se diera por vencido, es decir, que ella fuera al salón o él la aceptara como es. Loance terminó cambiando de trabajo.
La batalla para que el cabello afro sea aceptado en los ambientes laborales es ardua, es por eso que seis mujeres profesionales y “greñudas” se juntaron en el conversatorio ‘’Mi cabello afro también es formal’’ con el fin de compartir con las demás su travesía en los diferentes ambientes laborales en los que se desempeñan.
La Cantante Xiomara Fortuna, Elaine Felix de Rexpuestas, La chef Rosa Gómez, La abogada Marianela Carvajal, Norca Amezquita, editora de diseño de la revista Mujer única e Ivelisse Vasquez “la fashionista realista”, expusieron sus vivencias y auparon a las nuevas generaciones de mujeres que llevan el cabello natural a defender su posición en sus entornos de trabajo.
Todas ellas tienen en común que se desenvuelven en distintos ambientes laborales a pesar de lo que para muchos es un impedimento: llevar el pelo afro. Cinco de ellas tienen, vivieron la experiencia de llevar el pelo natural fuera del país y ser aceptadas tal cual son, lo cual afianzó su confianza en sí mismas para llevar su pelo natural.
“Si en todos los demás países somos aceptadas, admiradas, elogiadas ¿por qué en nuestro país tiene que ser tan difícil incluso conseguir un trabajo porque no tenemos el pelo lacio a la mala?”, convinieron las expositoras.
La discriminación disminuye
La excepción a la regla es Marianela Carvajal, abogada y activista social cuya madre, que pertenecía a movimientos de mujeres que dieron apertura al reconocimiento de nuestras raíces caribeñas, le animaba a estar orgullosa de su cabello desde su niñez.
 “Desde que estuve en la escuela me enfrenté a un dilema. En la casa, mi hermana y yo eramos consideradas hermosas, las niñas lindas, pero en la escuela nos mandaban a peinar, se burlaban de nosotras”, cuenta Carvajal que en un momento dado de su adolescencia sucumbió a la presión y terminó texturizandose el pelo.
Muchas mujeres enfrentan el mismo tipo de discriminación. Hay escuelas en las que se prohíbe que las niñas utilicen trenzas o peinados afros con el fin de “identificarlas de las haitianas” y también trabajos, en los bancos por ejemplo, en que te amonestan si llevas el pelo mojado.
Sin embargo no todo está perdido, el pueblo dominicano está tomando consciencia no sólo de sus derechos sino también de sus raíces y existen empleadores que respetan las personalidades y apariencias. 
Anécdotas 
Cuando a Elaine Féliz la contrataron en el canal NCDN, para la sección de orientación sexual, le elogiaron el pelo y le prohibieron textualmente ir al canal sin su peinado característico, lo cual fue un aliciente para ella que se encontraba predispuesta como es natural.

En el mismo tono Norka Amezquita e Ivelisse Vasquez dicen que ha sido relativamente fácil llevar su look por desenvolverse en el medio artístico. Vasquez,“La fashionista realista”, que cuenta con una sección de moda en el programa Noche de Luz se queja de que de alguna forma tiene que esforzarse el doble que una persona que no lleve afro. “Tras varias semanas empecé a recibir comentarios en Twitter como: al principio no estaba segura por su apariencia pero ella sabe de su cosa”, compartió en el conversatorio realizado en el marco del segundo aniversario de la página y movimiento Go Natural Caribe.
HISTORIAS TRAS LOS RIZOS
Para Xiomara Fortuna, “la mamá de todas” como ella misma se definió, ha sido arduo por ser pionera en su tiempo, por su tono de piel y la música que representa. Xiomara lleva el estilo desde que era adolescente tras un viaje a cuba en el que se quedó sin equipaje por más de un mes. Finalmente “La chefa”, Rosa Gómez se decidió a llevar su pelo natural, tras un largo proceso desde que viajara a estudiar cocina a Argentina, con el fin de representar mejor su proyecto Cocina Caribeña.

Fuente: listindiario.com

Comentarios