Convocatoria CEN de PRD se reunirá el domingo 7

CEN DE PRD SE REUNIRÁ EL DOMINGO 7
César Medina
Santo Domingo
La convención de febrero venidero marcará la suerte del Partido Revolucionario Dominicano con la expectativa de oficializar un frente opositor definido como “El Pacto de la Esperanza”, postular a Miguel Vargas a la Presidencia de la República y llevar a Hatuey De Camps como presidente del partido, a Fello Suberví Bonilla como presidente en funciones y a Guido Gómez Mazara como secretario general.
Los sancionados Hipólito Mejía, Andrés Bautista, Orlando Jorge y Geanilda Vásquez quedarán definitivamente fuera de la organización, de acuerdo a la estrategia ya definida como línea política de la institucionalidad partidaria.
El Comité Ejecutivo Nacional será convocado para el próximo domingo para fijar la fecha de la convención, aprobar la plataforma informática del nuevo padrón de militantes y sancionar los fallos del Tribunal Superior Electoral y el Constitucional que acogieron las demandas disciplinarias contra el ex presidente Mejía y sus seguidores.
Hay garantías de que no se repetirán los sucesos del 27 de enero cuando una turba armada asaltó la Casa Nacional y destrozó todo el mobiliario a su paso, frustrando la reunión del CEN y provocando ocho heridos de balas.
El “Pacto de la Esperanza”
Mientras persisten las réplicas del sismo que produjo el aborto de un arreglo unitario entre Hipólito y Miguel, el sector institucional incrementó esta semana su empeño en ampliar el “Pacto de la Esperanza” con la incorporación a última hora de dos grupos minoritarios de la izquierda tradicional.
En esta misma semana deberán concluir las negociaciones entre Vargas y Hatuey que llevaría a éste último de re- greso al PRD para asumir la presidencia de ese partido tras la fusión de su pequeña agrupación, el Partido Revolucionario Social Demócrata, cuyo símbolo es el toro negro de Miura.
De Camps, que se encuentra en Nueva York en asuntos familiares, retornaría al PRD junto a todos los dirigentes y seguidores de su partido, que se fueron hace casi once años cuando Mejía, entonces Presidente de la República, hizo modificar la Constitución para repostularse en el cargo.
En esta misma semana Vargas comprometió en el frente opositor al Partido Demócrata Institucional (PDI), cuyo presidente, Ismael Reyes Cruz, ha quedado como coordinador sectorial junto al general retirado José Miguel Soto Jiménez, presidente del Partido Quinta República. Ambos realizan contactos con otras fuerzas opositoras minoritarias que se integrarán al bloque opositor en los próximos días.
A lo interno del PRD Vargas ha recuperado algunas voluntades que se le habían apartado después del resultado electoral del año pasado, sobresaliendo entre ellas la del dirigente urbano Tonty Rutinel Domínguez y del diputado nacional Gabriel García, ambos aliados de Hipólito Mejía en el proceso pasado, mientras se hacen los preparativos para recibir de retorno en la sede central de la organización a tres de los llamados “viejos robles” que se han mantenido alejados de la política en los últimos años.
Otros dirigentes nacionales que se han mantenido equidistantes en la actual pugnacidad interna del PRD, como Vicente Sánchez Baret y José Rodríguez Soldevila, en el pasado seguidores de Mejía, se plantean la conveniencia de retornar a la LISTÍN DIARIO institucionalidad partidaria que encabeza Vargas reclamando un espacio que les garantice su imparcialidad en el proceso, pero incorporándose a los trabajos organizativos de la convención de febrero sin presentar candidaturas a los niveles jerárquicos.
Vargas apoyará a Guido
Gómez Mazara sería respaldado por Vargas a la secretaría general, cargo al que aspiró en la pasada convención y perdió de Orlando Jorge, entonces aliado del presidente del partido, lo que ha mantenido distantes a ambos dirigentes en los últimos años. A pesar de ello, Orlando se presenta hoy como uno de los más rabiosos enemigos de Vargas.
Lo mismo le pasó a Vargas con la señora Geanilda Vásquez...
Del anonimato la llevó a la secretaría de Organización por encima de Tony Peña Guaba, que aspiraba al puesto. Se ganó la enemistad y animadversión del hijo de Peña Gómez y a cambio recibió ingratitud e inconsecuencia.
Hoy la señora Vásquez es también una de las peores enemigas de Miguel.
Con Andrés Bautista, lo propio...
El PRD establece estatutariamente que el cargo de presidente en funciones es de designación discrecional del presidente titular. Vargas lo designó en el puesto, y le pagó igual: Inconsecuencia e ingratitud.
Entre Gómez Mazara e Hipólito Mejía ha ocurrido casi lo mismo, pero en el sentido inverso.. .
En las conversaciones que sostuvieron Mejía y Vargas hace unas cuantas semanas buscando borrar sus diferencias, Hipólito objetó a Guido cuando Miguel se lo propuso como secretario general dentro de los arreglos para zanjar las diferencias internas en el PRD.
Cuando hace unos días Guido le reclamó a Mejía su actitud desdeñosa e inconsecuente, el ex presidente negó la ocurrencia ignorando, al parecer, que su reunión con Vargas quedó grabada Miguel Vargas Maldonado Hatuey De Camps Rafael-Fello-Suberví Bonilla Guido Gómez Mazara José Rodríguez Soldevila para la historia, desde el principio hasta el final. Nada de lo que se habló u ocurrió en aquel opíparo almuerzo de Lomas Lindas ha quedado a expensas de la especulación...
Todo estuvo previsto “conociendo el almendrón”.
Gómez Mazara, considerado uno de los mejores polemistas que tiene el PRD por su gran formación política, fue un fiel y leal seguidor de Mejía y en el último gobierno perredeista fue consultor jurídico del Ejecutivo. Su distanciamiento con Mejía se inició cuando el ex presidente le comunicó que su heredera política era su hija Carolina… ¿Ah, pero es que usted se cree que el PRD es una dinastía...?, le respondió Guido... ¡Y hasta el sol de hoy!
Vargas recoge agravios
Miguel Vargas se ha reunido con la mayoría de los dirigentes tradicionales del PRD, incluyendo a algunos de la cercanía más íntima de Hipólito Mejía. Y casi todos se han mostrado apegados a la institucionalidad partidaria .
Figuras emblemáticas, como Fello Suberví y el propio Guido, no comprometen su imparcialidad pero están de acuerdo en una salida institucional a la crisis de la organización y desaprueban los métodos utilizados últimamente por Mejía .
En similar ánimo está el ingeniero César Sánchez, que tampoco compromete su lealtad a Mejía, pero ha quedado desconcertado desde que se rompió el diálogo entre ambos líderes perredeistas cuando Hipólito cambió su mediación por la de Orlando para fijar una posición contraria a la acordada en el equipo .
Mayor aprensión causó en ese grupo la declaración imprudente de la hija mayor de Hipólito, Carolina Mejía, quien arremetió contra Miguel Vargas y lo descalificó como líder perredeista y prácticamente se apartó de la posibilidad de componer una eventual fórmula electoral unitaria .
LAS TRANSACCIONES HISTÓRICAS  
Las transacciones políticas en el PRD han sido norma tradicional desde la fundación de ese partido en La Habana, en el año 1939. Como es el partido de mayor historia en la democracia dominicana, así mismo es el partido que más acuerdos políticos y alianzas electorales ha formalizado en el último medio siglo.
Por eso a nadie ha extrañado su propósito de encabezar un frente opositor con miras a las elecciones próximas, una idea original del general Soto Jiménez acogida hace ya meses por Vargas y que si bien no había avanzado en su integración, es porque se empleó mucho tiempo tratando de establecer primero la posibilidad de la unidad interna .
El PRD pactó hasta con sectores trujillistas en las elecciones de 1962 dentro del pragmatismo de Bosch para ganar las primeras elecciones libres después de la dictadura, como en efecto ocurrió .
Luego para las elecciones de 1966 pactó con el Partido Revolucionario Social Cristiano, y después de una larga ausencia electoral por las abstenciones del ‘70 y el ’74, volvió con un frente opositor que ganó las elecciones del ’78 .
A partir de entonces el PRD ha sido el partido que mayores alianzas partidarias ha formado. El Acuerdo de Santiago y el Acuerdo de Santo domingo concitaron el apoyo de amplios sectores pero mediante esas fórmulas Peña Gómez nunca pudo llevar su partido al poder .
Miguel Vargas procura ahora recuperar sectores sociales, profesionales, sindicales, frentes de masas y populares que históricamente han hecho causa común con el PRD y se le han alejado en los últimos procesos .
¡Le aguarda una tarea difícil al viejo PRD!


Fuente: listindiario.com

Comentarios