Roy había avanzado casi la mitad de los 183 metros que pretendía recorrer colgado de su pelo sobre un cable a 20 metros sobre el río Teesta, en el estado de Bengala Occidental, cuando quedó atascado y sufrió un infarto.