Poemas de Duarte


POEMA DE JUAN PABLO DUARTE /EL PROSCRITO

LA CARTERA DEL PROSCRITO
 Verdana;">Juan Pablo Duarte y Diez (1813-1876)
Cuán triste, largo y cansado;cuan angustioso camino,señala el Ente divino al infeliz desterrado.Ir por el mundo perdidoa merecer, su piedad,en profunda oscuridad el horizonte sumido.
Que triste el verlo pasartan apacible y sereno, y saber que allí en su senoes la mansión del pesar.
El suelo dejar querido de nuestra infancia testigo, sin columbrar a un amigo de quien decir me despido.
Pues cuando en la tempestadse ve guerrear la esperanza,estrellase en la mudanza la nave de la amistad.
Y andar, andar errabundo, sin encontrar del camino el triste fin que el destino le depare aquí en el mundo.
Y recordar y gemir por no mirar a su lado, algún objeto adorado a quien; te acuerdas? decir.
Llegar a tierra extranjera sin idea alguna ilusoria, sin porvenir y sin gloria,sin penates ni bandera.
HIMNOJuan Pablo Duarte y Diez

Por la cruz, por la Patria y su gloría Denodados al marchemos: Si nos niega el laurel la victoria,Del martirio la palma alcancemos.
Del inicuo en el alma no cabe Por la Patria el aliento rendir, Pero el hombre virtuoso bien sabe Que por ella es honroso morir.
El esclavo soporta su suerte Aunque oprobia su triste vivir; Pero el libre prefiere la muerte Al oprobio de tal existir.
Pueda, pueda ese mísero esclavo Sin honra y sin patria alentar, Que el libre, el honrado y el bravo A la Patria sabrán libertar.
Los que queden, patricios hermanosNuestros restos sabrán inhumar, Y los restos de tantos hermanos Como buenos harán respetar.
Los que queden dirán a sus hijos: Aquí, hijos, supieron morir Por nosotros, y en cantos prolijos Nuestros nombres se oirán repetir.
Los que queden sabrán diligentes Nuestros hechos gloriosos narrar, Y las glorias de tantos valientes Nuevos hechos impulsar.
Los que queden, del patrio cruzado, Los ejemplos sabrán imitar, Y la sangre del patrio soldado Sus hermanos sabránla vengar.
A la Patria vendiendo al León fiero Iscariote pensó encadenar: Pero el Dios que profana el ibero Las cadenas le impulsa a quebrar.
Adelante, patricio constante, Por la Patria a vencer o morir: Es infame quien dude un instante Que sin Patria es mejor no vivir.
'"LA VERDAD NO EXISTE, SOLO EXISTE LA PERCEPCION QUE TENEMOS DE ELLA"

Re: POEMA DE JUAN PABLO DUARTE /EL PROSCRITO




Juan Pablo Duarte y Diez (1813-1876)
Cuán triste, largo y cansado;cuan angustioso camino,señala el Ente divino al infeliz desterrado.Ir por el mundo perdidoa merecer, su piedad,en profunda oscuridad el horizonte sumido.
Que triste el verlo pasartan apacible y sereno, y saber que allí en su senoes la mansión del pesar.
El suelo dejar querido de nuestra infancia testigo, sin columbrar a un amigo de quien decir me despido.
Pues cuando en la tempestadse ve guerrear la esperanza,estrellase en la mudanza la nave de la amistad.
Y andar, andar errabundo, sin encontrar del camino el triste fin que el destino le depare aquí en el mundo.
Y recordar y gemir por no mirar a su lado, algún objeto adorado a quien; te acuerdas? decir.
Llegar a tierra extranjera sin idea alguna ilusoria, sin porvenir y sin gloria,sin penates ni bandera.
HIMNOJuan Pablo Duarte y Diez

Por la cruz, por la Patria y su gloría Denodados al marchemos: Si nos niega el laurel la victoria,Del martirio la palma alcancemos.
Del inicuo en el alma no cabe Por la Patria el aliento rendir, Pero el hombre virtuoso bien sabe Que por ella es honroso morir.
El esclavo soporta su suerte Aunque oprobia su triste vivir; Pero el libre prefiere la muerte Al oprobio de tal existir.
Pueda, pueda ese mísero esclavo Sin honra y sin patria alentar, Que el libre, el honrado y el bravo A la Patria sabrán libertar.
Los que queden, patricios hermanosNuestros restos sabrán inhumar, Y los restos de tantos hermanos Como buenos harán respetar.
Los que queden dirán a sus hijos: Aquí, hijos, supieron morir Por nosotros, y en cantos prolijos Nuestros nombres se oirán repetir.
Los que queden sabrán diligentes Nuestros hechos gloriosos narrar, Y las glorias de tantos valientes Nuevos hechos impulsar.
Los que queden, del patrio cruzado, Los ejemplos sabrán imitar, Y la sangre del patrio soldado Sus hermanos sabránla vengar.
A la Patria vendiendo al León fiero Iscariote pensó encadenar: Pero el Dios que profana el ibero Las cadenas le impulsa a quebrar.
Adelante, patricio constante, Por la Patria a vencer o morir: Es infame quien dude un instante Que sin Patria es mejor no vivir.


“Bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto no menosprecies la corrección del Todopoderoso; porque El es quien hace la llaga, y El la vendará; El hiere, y sus manos curan.”

Comentarios